Ver Mapa del Valle de Colchagua

 
 
 
Ver mapa de la Ruta del Vino
 
 
 

La Ruta del Vino del Valle de Colchagua, en la Sexta Región, es el primer circuito turístico del vino creado en Chile, en el año 1996. Por lo tanto, hablar de Chile, de su historia y de su cultura, es hablar del vino, de su calidad, su buen sabor. Del blanco, el tinto y de sus premios en el ámbito internacional.

El Valle de Colchagua es regado por el río Tinguiririca, del cual surgen fértiles valles donde los viñedos encuentran un lugar ideal para crecer. Es un territorio netamente agrícola habitado por gente de diverso origen: campesinos, comerciantes, ricos empresarios y tradicionales familias de noble linaje.
Su eje está en la ciudad de Santa Cruz, que se ha convertido en el centro de una actividad tradicional de la zona central y que ha hecho famoso a nuestro país en el mundo entero: la vitivinícola.
Viña Viu Manent Racimo de Uva Vinos de guarda
Colchagua, que en lengua indígena, significa valle de pequeñas lagunas, es la tierra donde habitó la tribu de cazadores los Chiquillanes, la más bélica y aguerrida de la nación mapuche. Esta tribu, fue finalmente conquistada por los Incas, en el siglo XV, quienes establecieron el límite sur de su gran imperio en este Valle. Las primeras obras de regadío pre-hispánicas, fueron construidas por los Incas, introduciendo de esta manera la agricultura al Valle de Colchagua.
A mediados del siglo XVI, junto con el descubrimiento de América y la Conquista Española de Chile, los misioneros jesuitas introducen las primeras plantaciones de vides en Chile, necesarias para la producción de vino para la misa, viñas que en el Valle de Colchagua, se establecen en su costa, en la Misión Jesuita de Pichilemu. Esto marcaría el comienzo de la vitivinicultura en el Valle de Colchagua.
Junto con la colonización, en el siglo XVII, se crean las haciendas en el Valle de Colchagua, que correspondían a grandes extensiones de tierra, que el Rey de España, entregaba a sus más distinguidos oficiales, siendo las tierras de Colchagua las más codiciadas, por su clima, ideal para la agricultura y ganadería.
Estas tierras fueron el escenario, donde se fraguó la República de Chile. En 1810, finalmente Chile se independiza de España. Desde entonces, las familias más tradicionales del país, adquieren tierras en este Valle y construyen maravillosas mansiones, las que se mantienen hasta hoy.
A mediados del siglo XIX, comienza en Chile la introducción de cepas finas francesas, provenientes de la zona de Burdeos. En el valle de Colchagua se establecen los primeros viñedos con estas cepas en 1870, lo que marcaría definitivamente el carácter vitivinícola de esta zona.
Por largos años, los vinos producidos en Colchagua, fueron comprados por las grandes empresas embotelladoras que se encontraban establecidas en Santiago, en el Valle de Maipo. A contar de fines de la década de 1980, los productores de Colchagua se unieron al gran auge de las exportaciones de vino chileno introduciendo la última tecnología, necesaria para la producción de vinos de clase mundial, comenzando también con la comercialización y exportación directa de sus vinos, a los más exigentes mercados internacionales.
En la actualidad, el Valle de Colchagua, es líder en la producción de vinos finos en Chile y la zona con mayor proyección internacional.
El Museo de Colchagua, es una construcción del clásico formato chileno. Rebosa de objetos de distinta naturaleza, desde piezas prehistóricas de insectos conservados en ámbar hasta restos de animales de gran tamaño. Adornos y utensilios de pueblos primitivos que habitaron esta y otras regiones de latinoamérica. Montaje de escenarios para viajar al pasado colonial, prehispánico y prehistórico, para imaginar a nuestros antepasados en variadas escenas de su vida. Armas de distintas épocas. Vestuario, carros, carruajes, maquinaria agrícola antigua e incluso un completo tren a vapor, que incluye locomotora y carro de pasajeros, de los primeros llegados a Chile.
El Tren del Vino es la máquina del tiempo que nos lleva a una época donde el tren era el principal medio de transporte, buscando emociones y vivencias de principios del siglo xx. El recorrido se inicia en la ciudad de San Fernando con un viaje de 90 minutos hasta Santa Cruz, bordeando las principales viñas del Valle de Colchagua. Durante su recorrido se sirve una degustación de vinos acompañada de un abundante cóctel y un gran folklorista chileno nos deleita con sus canciones y payas.
El Tren del Vino posee una velocidad promedio de 30 a 40 km/hora. El tren es de principios del siglo XX. Compuesto por una locomotora a vapor tipo 57, N°607, uno de los últimos modelos construidos en Chile en el año 1913, propulsadas principalmente por carbón. Un coche comedor de la serie Y-19, con capacidad para 40 personas, construido en Alemania en el año 1923, por la empresa Linke Hoffman y llegado a Chile en el año 1929. Más tres coches de pasajeros, series I-203, I-264, I-199, con capacidad para 80 personas, construidos también por la misma empresa.
       
Contacto
 
Subir
 
 
Norte Grande
Norte Chico
Litoral Central
 
Región Metropolitana
Ruta de los Volcanes
Sur de Chile
Cruce de Lagos
Carretera Austral
Patagonia - Antártica
Islas